Tel: 943 20 28 94 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

Diferentes procesos de fosfatado

Diferentes procesos de fosfatado

En Recubrimientos Aurrera trabajamos el proceso de fosfatado de tres formas diferentes: por inmersión, con spray o con un combinando de ambos. Si no tienes claro a qué nos referimos con fosfatado te invitamos a seguir leyendo este post.

Estamos hablando de una forma de pasivación de superficies metálicas. Con pasivación nos referimos a la formación de una película inerte sobre una superficie, generalmente de un metal. Lo que conseguimos es evitar el ataque de agentes externos. El fosfatado en acero evita su corrosión a la vez que mejora su lubricación. Este efecto protector se logra recurriendo a una solución de ácido fosfórico y sales de fosfato. Se pueden aplicar, como ya te hemos dicho más arriba, de tres formas diferentes. Elije la que más de adapte a tus necesidades poniéndote en contacto con nosotros.

La primera forma es por inmersión, proceso mediante el cual conseguimos que estos productos del fosfatado reaccionen químicamente con la superficie del metal y se forme una película cristalina de fosfato no soluble. Hemos puesto de ejemplo el acero, pero el fosfatado también se puede hacer sobre aluminio, cadmio, estaño y cinc. Entre los fosfatos más utilizados, están el manganeso, el hierro y el cinc. El de manganeso previene la corrosión y hace que el metal esté mejor lubricado y el de cinc previene la oxidación. La siguiente forma de aplicar el fosfatado es con spray y otra es combinar las dos posibilidades, es decir, la inmersión y la aspersión. Sea como sea, en Recubrimientos Aurrera llevamos años dedicados a los procesos de fosfatado y de pintado industrial en polvo. Nuestros profesionales altamente cualificados te brindarán el mejor servicio con unos acabados inmejorables. 

haz clic para copiar mailmail copiado